Make your own free website on Tripod.com

Dr. Hugo A. Gallo
La Plata - Argentina

UBICACIÓN DEL CARASSIUS

EN LA CLASIFICACIÓN GENERAL DE LOS ANIMALES

Para poder ubicar al Carassius auratus dentro de la clasificación general de los animales, es necesario tener nociones, siquiera elementales, de sistemática y nomenclatura zoológica.

Hasta CARL von LINNE (LINNEO), 1758, las clasificaciones estaban basadas en una selección arbitraria de caracteres. A partir de la X edición del SYSTEMA NATURÆ (Sistema Natural) se fija, por primer vez, el concepto de especie y se establece la categoría de género, conformando así la NOMENCLATURA BINOMINAL para el mundo natural. El reconocimiento de que la especie constituye la unidad básica, es el mayor mérito de Linneo. Las especies que tenían caracteres comunes fueron agrupadas en géneros y así sucesivamente Linneo estableció las siguientes jerarquías:

Imperio (Imperium), que incluye al mundo material
Reinos (Regnum): mineral, vegetal, animal
Clases (Classis)
Ordenes (Ordo)
Géneros (Plural: Genera; Singular: Genus)
Especies (Species)
Variedades (Varietas)

Desde los tiempos de Linneo, se han agregado otras categorías más, con el fin de agilizar el ordenamiento y adecuarlo a las gradaciones que los descubrimientos de nuevas especies hizo imprescindible. Así, se agregaron las categorías: FAMILIA y RAMA o PHYLUM (plural: PHYLA) y se realizaron subdivisiones, añadiendo el prefijo SUB al nombre de la categoría jerárquica o TAXON. La categoría IMPERIO ha sido eliminada, en la actualidad, de todas las clasificaciones, introduciéndose otras como cohorte, ete.

El árbol genealógico del Carassius auratus es el siguiente:

Reino: Animal (Animalia)
Subreino: Metazoarios (Metazoa)
Phyllum: Cordados (Chordata)
Subphyllum: Vertebrados (Vertebrata; Craniata)
División: Gnatostomados (Gnathostomata)
Superclase: Peces (Pisces)
Clase: Peces óseos (Oosteichthyes)
Subclase:  Actinopterigios (Actinopterygii; neopterygii)
Cohorte:  Euteleósteos (Euteleostei)
Suborden o Sección: Ostariofisos(Ostariophysi)
Orden: Ciprinoformes (Cypriniformes)
Suborden: Ciprinoideos (Cyprinoidei),
Familia: Ciprínidos (Cyprinidae),
Género: Carasio (Carassius), JAROCKI 1822), NILSSON (1832).
Especie: Carasio dorado (Carassius auratus), GUNTHER (1870).
Subespecie: Carassius auratus auratus (L.), GUNTHER (1870).

La interpretación de este cuadro filogenético es la siguiente: El Carassius auratus auratus, constituye un animal (Reino Animalia) pluricelular, (Subreino Metozoa), que posee una cuerda dorsal (Phyllum Chordata), segmentada formando vértebras (Subphyllum Vertebrata). Además, poseen huesos maxilares (División Gnathostomata), lo que los diferencia de los Agnatos, que incluyen a los vertebrados más primi tivos, que carecen de maxilares. La Superclase Peces constituye una forma acuática de estos vertebrados gnatostomados, caracterizada por respirar oxígeno del agua, mediante aparatos especiales, denominados branquias. Además, están provistos de apéndices, denominados aletas, los que permiten el especial desplazamiento en el agua o natación. El cuerpo está recubierto de escamas y la temperatura de la sangre es igual a la del medio circundante y, por lo tanto, variable con él, por lo que se dice que son animales de sangre fría y, en atención a ello, reciben el nombre de hemacrinos, en oposición a los hematermos, animales de sangre caliente, o sea de temperatura fija, superior a la del medio en que viven.

Dentro de los peces, el Carassius está incluido en la subclase Actinopterigios, o sea que poseen esqueleto, branquias libres y opérculo externo para su protección. Carecen de válvula espiral en el intestino y no tienen cloaca, o sea que la desembocadura de los conductos génito-urinario y digestivo son independientes. La inclusión en la subclase Actinopterigios se debe a que ésta comprende a todos los peces actuales, con aletas pares, escamas ganoideas, carencia de narinas internas y articulación intracraneana.

La cohorte Euteleostei posee una serie de interesantes características anatómicas y fisiológicas, entre las cuales las más importantes son la tendencia al descenso del centro de gravedad y la aproximación del centro de flotación al centro de masa; la pérdida de dientes maxilares, paraesfenoidales y pterigoideos; pérdida del hueso supraorbital y la reducción del tamaño de los huesos infraorbitales; elevación de la base de la aleta pectoral en los costados; reducción del número de vértebras así como de los rayos de las aletas pélvicas y pectoral, etc., etc.

La inclusión en el superorden o sección Ostariophysi, se debe a que poseen un aparato (aparato de Weber), que comunica entre sí a la vejiga natatoria con el oído interno. Y así llegamos al superorden Cypriniformes, cuyos miembros poseen todos ellos, la forma general de los peces del género Cyprinus, tomado como tipo.

Siguiendo el orden jerárquico de la clasificación, llegamos al suborden Cyprinoidei establecido por PERRIER, en 1903, entre cuyas características más destacadas cabe mencionar la vejiga natatoria dividida, el cuerpo con escamas, que nunca llegan a la cabeza, y la carencia de espinas en las aletas. Y arribamos así a la familia Cyprinidae (Ciprínidos), una de las más importantes y que mayor cantidad de peces ha entregado a los acuarios. No poseen dientes verdaderos, sino callosidades dentales en la garganta, que actúan contra una placa palatal. Las aletas son angostas. En alimentación son omnívoros y en reproducción ovíparos. Los perfiles superior e inferior son convexos, con muy pocas excepciones. No poseen aleta adiposa; la aleta caudal es emarginada y dotada de dos lóbulos iguales. La boca casi siempre es protráctil, como precisamente sucede con el género Carassius. Es interesante conocer cuáles son los restantes géneros de esta misma familia, puesto que ello permitirá deducir muy interesantes similitudes anatómicas, fisiológicas y de comportamiento:

ABRAMIS  GOBIO
LABEO  CARASSIUS
ALBURNUS RASBORA
NOTROPIS  CYPRINUS
BARBUS  RHODEUS
PHOXINUS DANIO
TANICHTHYS TINCA
OXYGASTER ESOMUS
LAUBUCA  BRACHIDANIO

Volver a Carassius main page
Volver a Burbujas