Make your own free website on Tripod.com

Burbujas (Site principal)

Dr. Hugo A. Gallo
La Plata - Argentina

Cría y Reproducción

II) El Agua del Acuario de Cría

En cuanto al agua se refiere, es muy recomendable emplear la de la lluvia, recogida media hora después de haber comenzado la precipitación pluvial. En esa forma, se eliminan los gases y el polvo del ambiente. Por ningún concepto se utilizará el agua que ha corrido por los techos y las cañerías de cinc o hierro galvanizado, puesto que se podrían acarrear elementos tóxicos. Puede utilizarse el agua común domiciliaria, pero depositada previamente durante un mínimo de 48 horas, para que se desprenda el cloro que pudiere contener. Tampoco conviene que el tiempo de estan camiento sea mayor de 72 horas. Es bueno agregar una cucharada sopera de sal común de mesa.

El "agua vieja", o sea el agua de acuario bien acondicionada, sin productos tóxicos, ha demostrado poseer propiedades muy apreciadas por los acuaristas, desde muchos años atrás. Así, W. C. ALLEE (profesor de zoología de la Universidad de Chicago) ha establecido que los Carassius criados en agua previamente habitada por otros peces, crecen mucho mejor.

La altura del agua deberá ser de 25-30 cm., aproximadamente. Con una altura mayor, los alevinos, al nacer, no podrían ascender y quedarían siempre en el fondo.

Se repondrá, diariamente, el agua que se ha evaporado, utilizando para ello agua destilada, de igual temperatura (o bien ligeramente más elevada). Cada semana se cambiará un 20 % del agua por igual cantidad de agua fresca, depositada 48 horas.

A pesar de las grandes ventajas del agua estacionada, la mayor parte de los acuaristas profesionales utilizan el procedimiento de la circulación lenta del agua.

La aireación es siempre beneficiosa, pero no debe ser muy intensa, porque el Carassius no lo tolera, debido a la inflamación de los pequeños capilares de las branquias y los problemas respiratorios consiguientes.
 

Volver a Carassius main page
Volver a Burbujas